¿Estás pensando en comenzar tu propio negocio? He aquí por qué deberías | Revista MOMeo para madres en el trabajo: herramientas de trabajo | Consejo parental | Consejos de estilo de vida de mamá | Blog de mamá

0
617


Hay muchas razones por las cuales las personas eligen iniciar un negocio, desde la necesidad hasta el deseo apasionado de crear algo desde cero. Ninguna razón es más valiosa que otra. Realmente depende de tu historia personal y de cómo elijas hacer tu camino.

Algunos de los empresarios más exitosos son aquellos que se vieron obligados a hacerlo por la fuerza de las cosas y por la fuerza de la voluntad que tuvo éxito (porque literalmente no había otro elección). Por el contrario, el deseo de crear algo maravilloso para el mundo a veces no es suficiente para garantizar el éxito de una nueva empresa.

Dejando a un lado el éxito o el fracaso, centrémonos en este artículo sobre por qué deberías comenzar tu propio negocio. 19659002] # 1: Tu caja de arena, tus reglas – ¿Nunca quieres volver a asistir a las reuniones? No tienes que hacerlo. ¿Solo quieres trabajar 4 horas al día? Esa es tu elección. ¿Quieres trabajar la mayor parte del día en pijama? Tú también puedes hacer eso. La mejor parte de comenzar su propio negocio es elegir cómo se ve.

Obviamente, algunas opciones como evitar reuniones o trabajar en pijama limitan el tipo de negocio que puede crear, pero conocer sus objetivos de estilo de vida le permite: diseñar un negocio que se ajuste a estos metas.

N ° 2: Una oportunidad sin límites – ¿Quieres construir un mini-imperio? ¡Usted puede! Eso es lo que me gusta en el negocio del emprendimiento: puedes ir allí y lograrlo para ti y tu negocio. Nuevas ideas, nuevas direcciones, nuevo potencial. Todo está aquí para esperarte.

Aquí está la advertencia: tienes que ir a buscarla. La suerte es lo que haces y, de manera más realista, lo que haces. Sí, a veces tocas a la puerta, pero la mayoría de las veces, tienes que ir y golpear la acera.

# 3: ¿Eres dueño de tu éxito (o fracaso) – ¿Te resulta frustrante cuando las decisiones de otras personas significan que tu idea es un fracaso? Esta es probablemente la parte más frustrante de ser un empleado: usted controla solo una gran parte del éxito o el fracaso de su trabajo.

Como emprendedor, todo es tuyo: lo bueno, lo malo y lo peor. La buena noticia es que incluso los más malvados y los más malos te dan la oportunidad de aprender y cambiar el resultado. ¡Y créanme cuando digo que los éxitos son mucho más gratificantes cuando saben que todo es suyo!

# 4: Libertad – ¿Si no te hubieras perdido tantos momentos especiales con la familia? Usted no La verdadera prueba de la fortaleza de una empresa es la capacidad de dejarlo a sus empleados para que pueda hacer lo que quiera.

Como en el caso de las reglas de tu sandbox, diseña una empresa que permita la libertad y flexibilidad que deseas para influir en las decisiones clave. Quizás traigas un socio para compartir la carga de trabajo. Es posible que pueda elegir limitar el crecimiento a un cierto nivel para evitar la trampa de tamaño.

# 5: El Premio – ¿Quieres ser recompensado por tus esfuerzos en lugar de esperar a que el equipo de administración declare que has ganado tu parte justa? A eso se reduce todo. Como emprendedor, obtienes las recompensas asociadas con el trabajo duro.

La otra cara de la moneda es que también corres el riesgo asociado con iniciar un negocio. Es menos divertido hablar que el éxito, las recompensas y escribir sus propias reglas, pero es una realidad a tener en cuenta (más sobre esto en la Parte 2 de esta serie).

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here