Cómo “salir” de la oficina cuando vives en ella

0
213


Inicio Negocios Revista en línea

Por Brian Smith, Ph.D.

Trabajar desde casa se ha convertido en parte del día a día de muchas personas. A medida que aumenta el agotamiento, las personas buscan formas de evitar la fatiga en el lugar de trabajo. Los beneficios de poder separar el trabajo del hogar (incluso cuando su oficina está en su hogar) son innumerables; el más importante es que no tiene que vivir su vida laboral. Puede evitar el agotamiento si aprende a restaurar su tiempo personal en su día.

Ciertamente no es fácil salir de la oficina cuando literalmente vives allí, pero aquí hay algunas formas positivas de establecer límites saludables.

1. Crea puntos de referencia mentales

Estructure el trabajo y el espacio de trabajo de manera que le diga a su cerebro cuándo es el momento de hacerlo y concéntrese en su tiempo personal. Esto puede incluir configurar un espacio de trabajo separado, trabajar horas específicas y cumplirlas, pedirles a las personas que respeten los límites de tiempo de trabajo, configurar períodos de no molestar en su teléfono y más. Lo más importante, conviértalo en un hábito y cúmplalo sin hacer excepciones. Las excepciones rompen las reglas, y hacerlo una vez puede hacer que abandones por completo tus reglas, lo que puede devolverte a un estado de agotamiento.

2. Tener un período de amortiguamiento

Cuando termines de trabajar, no te lances inmediatamente a las tareas del hogar, como limpiar o preparar la cena. Date un período de gracia de 10 a 15 minutos para estirarte, mirar por la ventana y relajarte. Haz lo que te permita despejar y calmar tu cerebro. No mires tu teléfono o computadora, date tiempo para cambiar de marcha. Trate la transición al tiempo personal como si estuviera pasando a una nueva tarea y tómese un momento.

3. Adopta una rutina matutina de cuidado personal

Con una oficina en casa, es fácil llegar al trabajo poco después de despertarse por la mañana, pero está sacrificando su tiempo de calidad si no se da tiempo para cuidar de sí mismo por la mañana. Trabajar desde casa no debería significar renunciar a todas las cosas que hacías cuando trabajabas en una oficina. Prepare té o café, lávese la cara, péinese, póngase el pijama: participe en los mismos rituales que tenía cuando se preparaba para el trabajo del día en el sitio. Puede usar el tiempo que solía dedicar a viajar (alrededor de media hora) para caminar, escribir un diario, reflexionar u otra actividad que ayude a establecer el tono del día.

4. Mantén tus hobbies o encuentra otros nuevos

El hecho de que trabajes desde casa no significa que ahora casa sea sinónimo de trabajo. Debe mantener sus pasatiempos o adoptar otros nuevos que pueda disfrutar. Va de la mano con tomarse un tiempo para disfrutar de las cosas que ama. La vida no se trata solo de trabajo, se trata de nutrir su curiosidad y buscar experiencias que le brinden placer. No pierdas de vista eso solo porque ahora el trabajo se hace en casa.

5. Salir

Si le resulta difícil tomarse un tiempo para usted, cambie la configuración. Permanecer en el interior en un lugar durante horas y horas también es una receta para el agotamiento. Sal y toma un poco de aire fresco. Sal a caminar y disfruta del sol y la naturaleza. Un cambio de escenario ayuda a cambiar su perspectiva y fortalecer su capacidad para separar el trabajo de la casa. Si el clima no es favorable, no dejes que te desanime. Abrígate, ponte un impermeable y prepárate lo mejor que puedas. Desafiar los elementos puede aumentar su disfrute del mundo exterior.

Para evitar el agotamiento al trabajar desde casa, asegúrese de desarrollar hábitos y límites saludables, y comprométase a cumplirlos. Priorízate a ti mismo y a tu bienestar para lograr un equilibrio satisfactorio entre el trabajo y la vida.

La publicación Cómo “salir” de la oficina cuando vives allí apareció por primera vez en la revista Home Business.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here