Cómo delegar sin dejar de ser responsable

0
101


Saber cómo y cuándo delegar tareas a colegas, subordinados directos y otros miembros del equipo es esencial para ser un líder. Los mejores líderes usan la delegación para ser más efectivos, aumentar la productividad y la confianza del equipo y brindar a los miembros del equipo oportunidades de desarrollo profesional. Aunque delegar el trabajo es una señal de un buen líder, ¿cómo puede rendir cuentas cuando le entrega la responsabilidad a otra persona?


Recientemente les pedimos a nuestros principales líderes su consejo experto sobre cómo delegar sin dejar de ser responsable.

Aquí están sus respuestas…

Michael Willis, Director de Operaciones Comerciales Deportivas

Como ejecutivo, siempre tengo la posición de que soy responsable de todo lo que sucede, bueno o malo, en mis operaciones. Soy responsable del resultado.

A diferencia de la autoridad y la responsabilidad, la rendición de cuentas no se puede delegar. Yo soy responsable.

El equipo

Es mi responsabilidad construir un equipo capaz de lograr los entregables. Mi trabajo como líder es asegurarme de que las personas adecuadas estén en el lugar correcto.

Soy responsable de asegurar que cada miembro del equipo esté equipado con los conocimientos técnicos necesarios para alcanzar su máximo potencial. Pero lo que es más importante, el liderazgo debe hacerle saber al equipo por qué la tarea es importante y cómo encaja en el panorama general. El equipo debe saber lo que está en juego.

A medida que cambian la misión, los objetivos y los competidores de la empresa, la gerencia es responsable de hacer los ajustes necesarios para garantizar que el equipo pueda pivotar para enfrentar los desafíos que se avecinan.

Finalmente, el líder del equipo inspira el compromiso del equipo. Las personas están entusiasmadas con lo que es posible, pero solo se involucran cuando entienden su papel para enfrentar los desafíos.

Michael Willis tiene más de 18 años de experiencia trabajando con organizaciones contables y deportivas y ha gestionado pérdidas y ganancias de $10-125 millones con presupuestos de $3-50 millones. Trabajó para la NFL durante 22 años y medio, principalmente con oficiales de juego que trabajaban en el área de finanzas/contabilidad del negocio.

Ana Smith, arquitecta de talentos y estratega de aprendizaje global

Imagen de Bigstock

La delegación es el acto de encomendar tareas o responsabilidades a otros, manteniendo la responsabilidad final por el resultado. La delegación efectiva es una herramienta poderosa para los líderes porque ayuda a aumentar la productividad, genera confianza entre los miembros del equipo y permite que los líderes se concentren en tareas de mayor nivel.

Un aspecto crítico de la delegación es asegurar que la tarea delegada esté claramente definida. Esto significa ser específico sobre lo que se debe hacer, el marco de tiempo y el resultado deseado. Cuando la persona que asume la tarea entiende completamente lo que se espera de ella, es más probable que tenga éxito y hay menos posibilidades de malentendidos o retrasos.

Elegir a la persona adecuada para delegar la tarea también es fundamental. Es importante tener en cuenta las habilidades y la experiencia necesarias para completar la tarea. Al delegar tareas, elija a alguien que tenga las habilidades y la experiencia necesarias, lo que aumentará las posibilidades de un resultado exitoso y minimizará el riesgo de errores o demoras.

Proporcionar los recursos necesarios es otro aspecto crucial de la delegación. Los líderes deben asegurarse de que la persona que asume la tarea tenga acceso a todos los recursos que necesita para completar la tarea. Puede ser información, herramientas, equipos o un presupuesto.

Los controles regulares también son esenciales para garantizar que la tarea esté bien encaminada y que cualquier problema se resuelva rápidamente. Incluso si los líderes confían en la persona que asume la tarea, es importante establecer controles regulares para realizar un seguimiento del progreso y ofrecer apoyo cuando sea necesario.

Los líderes también deben hacerse responsables del éxito o fracaso de la tarea delegada. Como líder, son los responsables últimos del resultado y deben estar preparados para asumir la responsabilidad y brindar apoyo si las cosas no salen según lo planeado.

Finalmente, aprender de los errores es fundamental cuando las cosas no salen según lo planeado. Los líderes deben aprovechar la oportunidad para analizar qué salió mal e identificar formas de mejorar el proceso de delegación para la próxima vez. Al hacerlo, pueden mejorar la eficacia de sus habilidades de delegación y, en última instancia, conducir a mejores resultados para la organización en su conjunto.

En resumen, la delegación efectiva requiere una comunicación clara, una selección cuidadosa de la persona adecuada, la provisión de los recursos necesarios, controles regulares, responsabilidad y aprender de los errores. Al seguir estas pautas, los líderes pueden delegar tareas de manera efectiva sin dejar de ser responsables de los resultados.

Ana Smith aide les personnes et les organisations à réaliser leur plein potentiel de talents en développant et en co-créant des stratégies de personnes et des solutions personnalisées, et en les transformant en résultats percutants et en relations de collaboration, en utilisant le coaching comme « hilo rojo “.

Lisa Perry, directora de marketing mundial

El gerente delega tareas a los miembros de su equipo.

Imagen de Bigstock

Delegar tareas a otros es una habilidad esencial para los líderes, pero es importante hacerlo de una manera que garantice la responsabilidad por el resultado final. Estos son algunos consejos para delegar sin dejar de ser responsable:

  1. Defina claramente la tarea: Asegúrese de que la persona en la que está delegando comprenda exactamente lo que se debe hacer, el resultado deseado y los plazos correspondientes. Esto ayudará a evitar malentendidos y asegurará que todos estén en la misma página.
  2. Asignar responsabilidad: Asegúrese de que la persona a la que delegue la tarea tenga los recursos, las responsabilidades y el apoyo para completar la tarea. Esto incluye cualquier capacitación, equipo u otros recursos que puedan ser necesarios.
  3. Establecer puntos de control: Establezca puntos de control regulares para revisar el progreso y hacer los ajustes necesarios. Esto ayuda a garantizar que la tarea se mantenga encaminada y que cualquier problema o inquietud se pueda resolver de manera oportuna.
  4. Proporcione una respuesta: Proporcione comentarios regulares a la persona en quien ha delegado la tarea, tanto positivos como constructivos, para ayudarlos a mejorar su desempeño y asegurarse de que la tarea se complete con éxito.
  5. Monitorear el progreso: Esté atento al progreso y esté listo para intervenir y brindar apoyo u orientación adicional si es necesario. Esto ayudará a garantizar que la tarea se complete con éxito y que cualquier problema o desafío se resuelva de manera oportuna.
  6. Asumir la responsabilidad final: En última instancia, como líder, usted es responsable del resultado de cualquier tarea que delegue. Es importante asumir esta responsabilidad y asegurarse de que la tarea se complete con éxito, incluso si no está directamente involucrado en la ejecución.

Siguiendo estos consejos, puede delegar tareas de manera efectiva sin dejar de ser responsable del resultado. Esto no solo ayuda a garantizar resultados exitosos, sino que también ayuda a generar confianza en su liderazgo entre los miembros de su equipo.

Lisa Perry ayuda a las empresas a crear marcas líderes, fidelizar a los clientes e impulsar la rentabilidad. Lo hace a través de un proceso que crea marcas que los consumidores adoran. Su objetivo es ayudar a las empresas a crecer, monetizar y hacer crecer sus marcas.

¿Cómo delegar sin dejar de ser responsable? Únase a la conversación dentro del programa ejecutivo de Work It Daily.

De artículos en su sitio

Artículos relacionados en la web

.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here